¿De qué se puede contagiar mi bebé si toma de mi pecho?

El terror de todas las mamás que están lactando es enfermarse y contagiar a su bebé. Sin embargo, se ha probado científicamente que su leche en cualquier circunstancia es el mejor regalo.

 

Cómo debe actuar la mamá ante enfermedades comunes

De forma general, durante el periodo de incubación de las enfermedades más comunes no se manifiestan síntomas, aunque ya son contagiosas. ¿Quién se libra de un resfriado común o de la gripe?

En lo primero que se piensa, por supuesto, es en el perjuicio que se le ocasionaría al bebé. Pero si lo desteta, le estaría haciendo más daño. Por la leche materna no se transmiten los virus, solo los anticuerpos que crea la madre. Es como aplicarles una vacuna.

Este beneficio es más notable en bebés de corta edad, cuyo organismo y sistema inmunológico son incapaces de crear defensas propias. Tampoco se preocupe si está tomando un medicamento, pues estos pasan a la leche en cantidades tan pequeñas, que no le harían ningún daño. Eso sí, verifique que el medicamento no está contraindicado para la lactancia, pues en este caso sí puede administrarle una dosis de algo que no necesita a través de la leche.

Suspender la lactancia materna sin prescripción facultativa es malo para el bebé y la madre.

 

Enfermedades que sí te impiden lactar

  • VIH-Sida: Las madres portadoras pueden contagiar a sus bebés a través de la leche materna.
  • Herpes simple: Si la madre presenta herpes activos en los pezones debe interrumpir la lactancia hasta que se curen.
  • Cáncer: Los tratamientos aplicados a las pacientes les impiden lactar.

 

Otros mitos a derribar

Ciertas enfermedades como la diabetes, epilepsia, asma, alergias, depresión, hipertensión, cardiopatías, hiper e hipotiroidismo y hepatitis B y C, no impiden lactar. También lo pueden hacer si se realizan radiografías, contrastes iodados, gammagrafías o si se aplican anestesia.

En resumen, la lactancia materna es el acto más bello y sano del mundo.

by