Dieta sana desde el primer día: claves para su alimentación

Entre anuncios de pañales y biberones, consejos de otras madres y preocupaciones propias, el embarazo se convierte en una verdadera marejada de dudas para la mamá, especialmente si es primeriza. Son tantos los temas sobre los que informarse que parece que el tiempo o la memoria no alcanzarán.

Tómate un segundo para reposar y entérate de la alimentación correcta que debes tener durante tu embarazo para que tu bebé nazca saludable y cómo debes alimentarlo en las primeros momentos después de nacido.

 

Una dieta sana para dos

Una correcta alimentación comienza desde los primeros momentos del embarazo. En esta etapa debes comer apropiadamente para mantenerte en buena forma y para que tu bebé crezca adecuadamente. No es cuestión de comer más comida, sino de ingerir las calorías necesarias para mantenerlos a los dos con buena salud.

No te excedas con los dulces, pues una ingesta excesiva de azúcar puede traer complicaciones durante el embarazo y afectar a tu bebé, como la preclampsia o la diabetes gestacional. Trata de comer seis veces al día, alternando pequeños refrigerios con las comidas habituales. Siempre opta por alimentos ligeros y fáciles de ingerir como frutas y lácteos y no olvides tomar abundante líquido para mantenerte hidratada.

Las verduras, los cereales, las carnes, los frutos secos y las frutas te aportarán los nutrientes y vitaminas que necesitas durante el embarazo y que ayudarán al desarrollo correcto de tu bebé. Intenta consumirlos durante el día en distribuciones que te sean cómodas.

 

Alimento para tu bebé

Una vez nacido, tu bebé no necesitará mucho más que la leche materna para alimentarse. Este es un alimento perfecto para el neonato porque tiene todos los nutriente que necesita en esta primera etapa de su vida, además de anticuerpos que fortalecen su sistema inmune.

La leche puedes alternarla con agua hervida o de botella, para mantener una correcta hidratación. Siempre puede consultar con tu médico si debes fortalecer la lactancia con la ingesta de una fórmula en las primeras semanas, si el bebé tiene problemas de peso.

by