¿Por qué quiere comer solo mi bebé?

Una vez nacidos, nos parece que nuestros bebés no paran de crecer y cambiar con cada día que pasa. Todo nuevo avance nos parece un logro y, poco a poco, comienza la nostalgia por el momento en que nos necesitaban para todo.

Uno de los primeros pasos que el bebé da es comenzar a comer solo, un momento que llegan a disfrutar mucho… pero que nos da añoranza de cuando le dábamos la papa.

 

La hora adecuada

Amamantar a tu bebé es uno de los elementos más hermosos de la maternidad. La lactancia crea un lazo único entre el bebé y la madre pero, por ley natural, este momento no dura para siempre.

Cuando el bebé tiene cerca de nueve meses, es típico que comience a usar sus manos para comer. La curiosidad innata que existe en cada niño le permite probar nuevos elementos que se encuentran a su alcance y la forma de hacerlo es, justamente, mediante el tacto y el gusto.

Utilizar sus manos para comer no solo los ayuda a descubrir nuevas texturas y sabores, sino que les permite desarrollar correctamente sus habilidades de movimiento y coordinación. Por esta razón, en esta etapa ya nuestro bebé puede tomar la comida por sí solo y llevársela a la boca con muy pocos inconvenientes. Uno de los valores agregados de este momento es que la mayoría de los bebés lo encuentran divertido y se sienten, por tanto, motivados a comer.

 

La importancia de este primer paso

Comenzar a manipular los alimentos es un momento importante en el desarrollo de nuestro bebé. No solo le permite comenzar a controlar su momento de comida y le proporciona independencia en sus hábitos alimenticios, sino que logrará mejorar el movimiento de sus manitas.

El mejor consejo en este momento es dejarlos comer como quieren, aunque se ensucien y ensucien un poco. Que usen sus manos para probar la comida, su textura primero y luego su sabor. Con el paso del tiempo podrás introducirle la cuchara y, luego, el tenedor. No te desanimes, tu bebé siempre necesitará de tu ayuda en esta primera etapa de cambios.

by